Almejas en salsa al vino blanco

Hay muchas formas de preparar almejas, pero apuesto a que no conocías una que fuera tan elegante y a la vez sencilla, como la que te vamos a mostrar el día de hoy. Y es que esta vez aprenderás a preparar una deliciosa salsa al vino blanco para acompañarlas, que les dará un sabor muy especial que será del agrado de todos.

almejas

Los ingredientes que vas a necesitar son los siguientes:

  • Un kilo de almejas
  • Una cebolla
  • Harina
  • Pimentón
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Hojas de perejil
  • Hojas de laurel
  • Sal y pimienta al gusto

Pasos para preparar almejas al vino blanco

  1. Para abrir las almejas, ponlas en una cazuela grande con agua hirviendo. Esto ayudará a que suelten cualquier impureza y también a que se abran. Recuerda que aquella que se queden cerradas no te van a servir.
  2. Corta la cebolla en trozos finos y pica también las hojas de laurel y perejil.
  3. Llena una cacerola con agua y ponla a calentar a fuego lento. Dentro vas a agregar la cebolla, el laurel y el perejil, junto con una cucharada de pimentón y otra de harina.
  4. Añade las almejas cuando el agua suelte el primer hervor y deja que se sazonen con el resto de los ingredientes, por no más de quince o diez minutos.
  5. Vierte una taza de vino blanco en la cacerola y revuelve bien la mezcla, dejando que el sabor del licor quede impregnado en la salsa y las almejas. Agrega sal y pimienta si lo deseas.
  6. Sirve el platillo bien caliente en platos hondos. Las almejas deben estar bien rebosadas en la salsa para que sepan mucho mejor.

Esto es todo lo que tienes que hacer para tener un platillo riquísimo en poco tiempo y que además, es una buena opción para los tiempos de frío.

¡Anímate a probarlo con tu familia!