Caracoles a la mantequilla

Puede que los caracoles no sean precisamente un marisco muy atractivo para todo el mundo, pero si los cocinas como te vamos a enseñar el día de hoy, seguro que te van a encantar no solo a ti sino también a toda tu familia. Con la receta de hoy aprenderás a hacerlos a la mantequilla. ¿Te gusta la idea?

caracoles

Si es así, entonces no dejes de conseguir los siguientes ingredientes:

  • Una lata de caracoles de mar con su concha
  • 50 gramos de mantequilla
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • 1/2 diente de ajo
  • Estragón
  • Perejil
  • Tomillo
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Receta para cocinar caracoles a la mantequilla

  1. En un bol vas a colocar la mantequilla y le añadirás un poco de cada hierba que has conseguido: el tomillo, el perejil y el estragón.
  2. Mézclalo todo perfectamente hasta obtener una mezcle de color verde y homogénea.
  3. Añade la cucharadita de jugo de limón y vuelve a mezclar, para que la mantequilla y las hierbas se saboricen.
  4. Añade una pizca de sal y pimienta a la mezcla para terminar de sazonarla.
  5. Ahora vas a sacar los caracoles de la lata y procederás a rellenarlos con este mezcla que acabas de preparar, taponándolos bien.
  6. Pon un poco de aceite de oliva en una sartén y deja que se caliente. Enseguida pon los caracoles rellenos.
  7. Sube e fuego y cuece los mariscos por alrededor de tres minutos, permitiendo que la mantequilla se derrita por dentro.
  8. Finalmente, cuando estén listos apaga el fuego y colócalos en una fuente para que se enfríen. Después estarán listos para degustar.

Estos caracoles a la mantequilla son una auténtica delicia. Puedes acompañarlos con un poco de pasta o arroz blanco, y tomar con ellos también algo de vino tinto.

Son tan sencillos de hacer pero a la vez tan sofisticados, que no querrás dejarlos de preparar en una ocasión especial.