Caracoles de mar al ajillo

Los caracoles de mar pueden no ser precisamente los mariscos más famosos, pero sin duda son deliciosos y pueden prepararse de un montón de maneras para satisfacer a tu paladar. Con la receta de hoy te enseñamos a cocinarlos al ajillo, para obtener un platillo con el que seguro vas a acabar chupándote los dedos.

caracoles

A continuación tienes los ingredientes que debe llevar:

  • 1 kilo de caracoles marinos
  • 4 dientes de ajo
  • 50 gramos de champiñones
  • Perejil
  • Tomillo
  • Laurel
  • Aceite de oliva
  • Sal de grano

Pasos para preparar caracoles  de mar al ajillo

Antes que nada es conveniente que limpies los caracoles. Comienza por purgarlos, colocándolos en una red que pondrás en un lugar fresco y sombreado. Cuando veas que hayan formado una especie de tapón, solo debes lavarlos con agua abundante, para que puedan expulsar toda la arena y babas que estén guardando dentro.

Luego de esto, déjalos un día entero en una olla cerrada de manera hermética. Cuando transcurra este tiempo, solo hiérvelos para asegurarte de que queden completamente limpios.

  1. En una olla con agua, vas a poner a cocer los caracoles, añadiendo unas cuantas hojas de laurel y de tomillo.
  2. En lo que los caracoles se están cociendo, vas a tomar los dientes de ajo y los vas a pelar, retirándoles la parte del centro. A continuación ponlos dentro de un mortero junto con unas hojas de perejil. Muélelo todo muy fino.
  3. Pica los champiñones en láminas pequeñas. Luego ponlos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Añade el perejil y el ajo, con una pizca de sal de grano. Pon a cocer todo hasta que los champiñones queden bien doraditos.
  4. Por último, pon los caracoles cocidos en una fuente y mézclalos con el sofrito que acabas de hacer. Riega todo con un poco de aceite de oliva y disfruta.

¡Te va a gustar este plato!