Carpaccio de salmón

Si tienes un evento muy especial y no sabes que platillo puedes ofrecer a tus invitados, probablemente el que te sugerimos en la receta de hoy sea una buena opción. Es un delicioso carpaccio de salmón, fácil de preparar y muy elegante para sorprender a tus amistades en todo tipo de reuniones.

carpaccio

Necesitas los siguientes ingredientes para prepararlo:

  • 400 gramos de salmón sin cortar
  • Ciboulette en ramitas
  • 1 limón
  • Aceite de oliva virgen
  • Variedad de pimientas
  • Sal

Pasos para preparar carpaccio de salmón

  1. El primer paso es meter el salmón a refrigerar a la nevera. Esto es importante porque vamos a cortarlo en láminas finas después, y para eso no debe estar tan blando. Déjalo refrigerándose por una hora
  2. Mientras el salmón se refrigera, vas a verter en un recipiente ocho cucharadas de aceite de oliva. Corta el limón y exprime el jugo por encima, usando una cuchara para mezclar ambos ingredientes a la perfección.
  3. Ahora vas a moler las pimientas que hayas conseguido, bien finas. No muelas demasiadas, puesto que solo usaremos una cucharadita de las mismas. Revuélvelas bien y úsalas para sazonar el aceite junto con una pizca de sal.
  4. Una vez que haya pasado la hora, saca el salmón de la nevera. Lo que harás será cortarlo en tajadas finas y largas, bien enteras. Utiliza un cuchillo para jamón bien afilado y procura que todas las rebanadas tengan el mismo grosor.
  5. Media hora antes de que tengas que consumir el salmón, vas a bañar las tajadas con la mezcla de aceite de oliva, barnizándolas a la perfección con la misma. Acomódalas en una fuente y decóralas con unas ramitas de ciboulette en el centro.
  6. Puedes añadir otro poquito de pimienta por encima o unas pocas aceitunas para mejorar la presentación.

A tus invitados les encantará ente exquisito carpaccio de salmón, que se lleva muy bien con el vino blanco.