Cazuela de almejas

No hay nada mejor que degustar unas ricas almejas, pues son un marisco muy sabroso y que se puede preparar de varias formas, como la que te enseñamos en esta ocasión. Se trata de una cazuela que nunca querrás dejar de probar y que le encantará a tus amigos y/o tu familia.

almejas

Para cocinar este platillo te harán falta los siguientes ingredientes:

  • Un kilo de almejas
  • 3 dientes de ajo
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Vino blanco
  • Sal y pimienta

Pasos para preparar una cazuela de almejas

  1. Lo primero es lavar muy bien las almejas y después, colocarlas en un recipiente con agua fría, a la que añadirás un poco de sal. Esto permitirá que se abran. Las que permanezcan cerradas es mejor que las deseches.
  2. Ahora toma los dientes de ajo y pícalos de manera muy fina, cortándolos en pequeños trozos. Saca unas cuantas ramitas de perejil y pícalas de la misma manera, procurando que quede bien finito. Mezcla ambos ingredientes y reserva.
  3. Pon en una cazuela dos cucharadas soperas de aceite de oliva y colócala al fuego para que se caliente. Ahora añade las almejas para que vayan cocinándose y verte por encima una taza de vino blanco, que les dará un sabor muy especial.
  4. Mientras el alcohol se evapora, esparce por encima de las almejas la mezcla de ajo y perejil picados que hiciste al principio, asegurándote de que todas queden muy bien espolvoreadas. Tapa la cazuela y deja que todo se cocine por veinte minutos.
  5. Al final, retira la tapa y remueve las almejas entre el jugo que hayan desprendido. Sazónalas con un poquito de sal y pimienta y prepárate para servirlas.

Como ves, este platillo es muy fácil de preparar y no te demorarás nada haciéndolo. Intenta cocinarlo y regresa para comentarnos que tal te ha salido.

¡Seguro que te queda como para chuparse los dedos!