Langosta a la mantequilla

La langosta sin duda alguna es uno de los mariscos más populares y muy apreciada por quienes aman la buena cocina. Por eso, no hay nada como disfrutar de un sabroso platillo en el que venga incluida, tal y como el que te vamos a mostrar el día de hoy. Con la receta a continuación aprenderás como preparar una deliciosa langosta a la mantequilla.

langosta

Necesitas los ingredientes que ves enseguida:

  • Dos colas de langosta grandes
  • 10 ajos molidos
  • Una taza de jugo de limón
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Cómo preparar langosta a la mantequilla

  1. Llena una olla grande con agua y añade una pizca de sal. Ponla a calentar llevando a punto de ebullición y en cuanto rompa a hervir, añade las colas de langosta. Déjalas cocinándose hasta que el caparazón se ponga de color rosado y entonces retira del fuego.
  2. Deja que las colas se enfríen y en lo que pasa esto, pon a calentar un poco de aceite de oliva en una sartén.
  3. Añade unas cuantas cucharadas de mantequilla y haz que se derritan entre el aceite, moviéndolo lentamente.
  4. Ahora agrega los ojos molidos sin dejar de remover, para que la mantequilla pueda saborizarse con ellos. Incorpora también una pizca de sal y de pimienta a la mezcla.
  5. Verte el jugo de limón en la sartén y sigue moviéndola, para que se mezcle con la mantequilla. Baja la intensidad del fuego.
  6. Toma las colas de langosta y pártelas justo por la mitad. Colócalas en una bandeja para horno y báñalas con el contenido de la sartén, vertiendo un poco del mismo en el interior.
  7. En el horno precalentado a 180° grados, mete la langosta y observa que se cocine. Cuando la carne se ponga bien tiernita, sácala y estará lista para servirse.

Puedes acompañarla con vegetales y un poco de arroz blanco.