Mejillones con espinacas

No hay nada como comer mejillones, pues pocos mariscos son tan sabrosos como estos. La manera en la que te vamos a mostrar como puedes prepararlos el día de hoy, es muy especial y sabrosa, además de sencilla. Siguiendo nuestras instrucciones, en poco tiempo podrás tener un platillo magnífico para impresionar a todos tus invitados a la mesa.

mejillones

Antes que nada, necesitas conseguir los siguientes ingredientes:

  • 1 kilo de mejillones de tamaño grande
  • 1/2 kilo de mejillones más pequeños
  • 1 kilo de espinacas frescas
  • 100 gramos de pan en migas
  • 4 tomates
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 taza de leche
  • Vino blanco
  • Perejil
  • Caldo de pollo en polvo
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Receta para preparar mejillones con espinaca

  1. El primer paso es limpiar muy bien los mejillones y ponerlos a hervir en una olla con agua, la cual vas a tapar para que todos puedan abrirse.
  2. Toma los dientes de ajo y las cebollas y pícalos finamente, en trozos muy pequeños. Después de esto, vas a colocarlos en una sartén con un poco de aceite de oliva para sofreírlos.
  3. Pela los tomates y pícalos de la misma manera. También pica unas cuantas ramitas de perejil. Agrega el tomate a la sartén y cuécelo por unos 10 minutos. Condimenta con perejil al final.
  4. Regresa a los mejillones y ya que se encuentren abiertos, saca unos cuatro o cinco de los más pequeños de sus conchas, y pícalos de manera fina.
  5. Lava las espinacas y hiérvelas para picarlas. Mientras tanto, remoja el pan en migas dentro de la leche y mézclala con la carne que acabas de picar.
  6. Sofríe esta mezcla en aceite y sazona con una pizca de caldo de pollo. Después, agrégala a una olla con el resto de los mejillones y las espinacas.
  7. Por último, verte una copa de vino blanco encima y cocina todo a fuego lento por unos minutos. Después estará listo para servir.