Mejillones picantes

La receta del día de hoy es muy especial y perfecta para los amantes de las cosas picantes. Se trata de unos mejillones para los cuales, vas a preparar una salsa deliciosa y con un sabor inigualable, que le encantará a tu familia y amigos. Es muy fácil de llevar a cabo y al contrario de lo que pudieras estarte imaginando, no necesitarás demasiado tiempo ni ingredientes.

mejillones

Primero que nada, tienes que conseguir lo que enlistamos a continuación para empezar:

  • Un kilo de mejillones
  • Un diente de ajo
  • Una guindilla
  • Una cebolla de tamaño grande
  • Aceite de oliva
  • Harina
  • Una cucharadita de pimentón
  • Sal y pimienta al gusto

Pasos para preparar mejillones picantes

  1. Lava los mejillones a consciencia y después, introdúcelos en una olla en la que pondrás un poco de agua a hervir. Esto es para que los mariscos se abran con el vapor. Cuando esto suceda no tires el caldo que se ha desprendido; lo vas a utilizar después.
  2. Corta la cebolla en plumas finas y tritura el diente de ajo. A continuación, pon un poco de aceite de oliva a calentar en una sartén y añade estos dos ingredientes junto con la guindilla, para sofreírlos lentamente.
  3. Ve revolviéndolo todo con ayuda de una cuchara para que vayas consiguiendo una mezcla consistente. Agrega una cucharada de harina además del pimentón y sigue revolviendo. La harina debe quedar tostadita.
  4. Toma el caldo de mejillones que has reservado y lentamente, vértelo en la sartén. Revuelve de nuevo para que la salsa quede homogénea y si lo deseas, añade un poco de sal y de pimienta para sazonarla.
  5. Caliente por diez minutos, luego riega con la salsa los mejillones que se han quedado en la cacerola antes de servir todo bien caliente.

Puedes acompañar estos ricos mejillones con un poco de pasta o de arroz para completar.