Ostiones a la Rockefeller

Los ostiones son muy sabrosos si los sabes preparar de una manera especial, tal y como la que te vamos a mostrar el día de hoy. Aprenderás a cocinarlos al estilo Rockefeller, el cual es muy conocido por los amantes de los mariscos y a ti te va a encantar para consentir a tu familia con una agradable sorpresa. Además no te vas a tardar nada en tenerlos listos.

Ostiones

Este platillo lleva los siguientes ingredientes:

  • 12 ostiones en su concha
  • 200 gramos de queso manchego
  • 2 dientes de ajo
  • 1/4 de cebolla
  • 125 gramos de crema ácida
  • Espinacas
  • Perejil
  • Mantequilla
  • Sal y pimienta

Cómo cocinar ostiones con tomate

  1. Separa los ostiones de su concha y resérvalos aparte. A continuación, pica muy finamente la cebolla y haz lo mismo con los dientes de ajo.
  2. Toma un manojo de espinacas y pícalas también, lo más finamente posible. Repite el paso con unas cuantas ramas de perejil.
  3. En un recipiente, vas a mezclar la cebolla con las espinacas y el perejil, añadiendo también el ajo y dos cucharadas de mantequilla.
  4. Ahora vas a verter la crema ácida sobre los ingredientes anteriores, mezclándola con ellos para formar una salsa espesa.
  5. Revuelve todo muy bien y cúbrelo con papel de plástico, que vas a perforar unas cuentas veces para que los ingredientes se maceren.
  6. Mete este recipiente a tu horno de microondas por dos minutos. Una vez que la salsa este caliente y bien mezclada, retira el papel plástico.
  7. Ahora vuelve a poner los ostiones en su concha, bañándolos generosamente con la salsa Rockefeller.
  8. Ralla el queso manchego y espárcelo encima de los ostiones.
  9. Ponlos ahora encima de una sartén, previamente engrasada con otro poco de mantequilla y cocínalos a fuego medio, hasta que se doren y el queso encima se comience a gratinar.
  10. Finalmente, sírvelos bien calientes.

¡Te va a fascinar esta nueva forma de comer ostiones!