Linguini con Mejillones y Salsa de Vino Blanco

Linguini con Mejillones y Salsa de Vino Blanco

Los mariscos son un verdadero tesoro culinario, y hoy te traemos una receta que celebra su sabor único y delicioso. Si eres amante de los sabores del mar, te encantará esta exquisita creación: Linguini con Mejillones y Salsa de Vino Blanco. Este plato es una auténtica explosión de sabores que combina la suavidad de los mejillones con la riqueza de una salsa de vino blanco, todo servido sobre linguini al dente. Es una opción perfecta para una cena especial o para deleitarte en cualquier ocasión en la que quieras consentirte con una comida gourmet en la comodidad de tu hogar.

La magia de esta receta radica en la manera en que el vino blanco realza los sabores de los mejillones, creando una salsa sedosa y llena de matices. Para llevar esta experiencia al siguiente nivel, te recomendamos acompañar este plato con una copa del mismo vino blanco que usaste en la salsa. La combinación de sabores entre el linguini y los mejillones con el vino blanco es sencillamente inigualable, y te transportará a un rincón costero con cada bocado. ¡Prepárate para sorprender a tus seres queridos con esta exquisitez de la cocina marina!

Ingredientes:

  • 500 g de linguini
  • 1 kg de mejillones, limpios y lavados
  • 1 cebolla, picada
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 1 pimiento rojo, picado
  • 1/2 taza de vino blanco seco
  • 1 taza de caldo de pescado
  • 1/4 de taza de perejil fresco, picado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Cocina el linguini en agua con sal hasta que esté al dente. Escurre y reserva.
  2. En una cacerola grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla, el ajo y el pimiento rojo, y sofríe hasta que estén tiernos.
  3. Agrega los mejillones a la cacerola y vierte el vino blanco. Cubre y cocina hasta que los mejillones se abran.
  4. Retira los mejillones de la cacerola y déjalos enfriar lo suficiente para poder retirar las conchas. Reserva algunos mejillones en concha para decorar.
  5. Agrega el caldo de pescado a la cacerola y deja hervir a fuego lento para reducir la salsa.
  6. Regresa los mejillones sin concha a la cacerola y agrega el linguini cocido. Revuelve para que la pasta se impregne con la salsa.
  7. Sazonar con sal y pimienta al gusto, y espolvorea con perejil fresco picado.
  8. Sirve el linguini con mejillones y salsa de vino blanco caliente, con algunos mejillones en concha como decoración.

 

cocinero1
Últimas entradas de cocinero1 (ver todo)

Otras recetas de mariscos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

🍪 Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Ver Cookies